Encuadernación con engrudo: pegamento natural para restauración de papel

La encuadernación con engrudo es una técnica ampliamente utilizada en la restauración de papel debido a su naturaleza como pegamento natural, estable y reversible en agua. Aunque en España es más común utilizar colas hidroximetilcelulósicas para encolar, a nivel europeo, estadounidense y asiático, el engrudo es el producto más utilizado. Este tipo de cola, de origen vegetal, se obtiene a partir del almidón de arroz o de trigo y se cuece con agua hasta obtener una consistencia similar a una salsa espesa con reflejos azulados. Una vez enfriado, el engrudo adquiere una textura gelatinosa y se vuelve adhesivo, lo que permite su uso directo en encuadernación. Sin embargo, esta consistencia gelatinosa puede dificultar su manipulación y provocar la aparición de grumos, por lo que en Japón se desarrolló una técnica específica para romper su estructura y obtener una pasta fluida.

Índice de Contenido

Cómo elaborar engrudo con la técnica japonesa

Para aplicar la técnica japonesa de elaboración de engrudo, se utiliza un tamiz llamado NORIKOSHI, el cual se coloca dentro de un recipiente de bambú conocido como NORIBON. Con una espátula de bambú, se presiona el engrudo para hacerlo pasar a través del tamiz de crin de caballo, lo que permite filtrar los grumos resultantes de la cocción del almidón y obtener una masa más pura. Este proceso se repite de tres a siete veces para obtener la consistencia deseada.

A continuación, se trabaja la masa con una brocha llamada SHIGOKEBAKE, la cual ayuda a separar las partículas del engrudo y romper su consistencia gelatinosa. Una vez amasado, se añade un poco de agua y se utiliza la misma brocha para emulsionar la mezcla hasta obtener la textura adecuada. Si se requiere una consistencia más espesa, se utiliza menos agua, mientras que si se necesita una consistencia más líquida, se añade más agua. Es importante añadir el agua poco a poco para que la masa pueda absorberla correctamente y evitar la aparición de aureolas al aplicar el pegamento.

Cómo hacer engrudo casero con harina y agua

Si no tienes acceso a engrudo comercial, puedes optar por hacer tu propio engrudo casero utilizando harina y agua. Este pegamento casero es muy útil para adherir partes de piñatas y empapelar papel. A continuación, te explicamos cómo hacerlo:

En una cacerola, mezcla tres tazas de agua fría con cuatro cucharadas de harina de trigo (o maicena como sustituto).

Disuelve la harina hasta eliminar todos los grumos.

Calienta la mezcla a fuego medio, removiendo constantemente con un cucharón para evitar que se pegue. Cocina por unos minutos hasta que la mezcla adquiera una consistencia espesa.

Retira la cacerola del fuego y deja que el engrudo casero se enfríe.

encuadernacion engrudo - Cómo es la textura del engrudo

Si deseas que el engrudo tenga una consistencia más firme, puedes añadir una cucharada de azúcar.

Transfiere la mezcla a un recipiente y ya podrás utilizar tu propio engrudo casero como pegamento.

Encuadernación engrudo: una alternativa económica y segura

La encuadernación con engrudo, ya sea utilizando la técnica japonesa o elaborando un pegamento casero con harina y agua, es una alternativa económica y segura para la restauración de papel y otras manualidades. A diferencia de los pegamentos comerciales que pueden contener sustancias tóxicas, el engrudo es un pegamento natural que no daña el papel ni los materiales con los que se adhiere. Además, su reversibilidad en agua permite corregir cualquier error o despegar las piezas sin causar daños. Por otro lado, el engrudo ofrece una buena adhesión y resistencia, por lo que es ideal para proyectos de encuadernación y restauración.

  • ¿El engrudo casero es resistente?

    Sí, el engrudo casero elaborado con harina y agua es resistente y puede unir materiales como el cartón y el papel de manera efectiva.

  • ¿Se puede utilizar engrudo para empapelar?

    Sí, el engrudo es un pegamento adecuado para empapelar. Su textura gelatinosa permite una buena adhesión y evita que el papel se despegue con el tiempo.

    encuadernacion engrudo - Cómo hacer engrudo con harina y agua

  • ¿Es seguro utilizar engrudo en manualidades infantiles?

    Sí, el engrudo casero elaborado con harina y agua es seguro para utilizar en manualidades infantiles. No contiene sustancias tóxicas y es fácilmente lavable en caso de contacto con la piel.

La encuadernación con engrudo es una técnica ampliamente utilizada en la restauración de papel debido a su naturaleza como pegamento natural, estable y reversible en agua. Tanto utilizando la técnica japonesa como elaborando un pegamento casero con harina y agua, el engrudo ofrece una alternativa económica y segura para proyectos de encuadernación y restauración. Su adhesión resistente y su reversibilidad en agua lo convierten en una opción ideal para trabajar con papel y otros materiales.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Encuadernación con engrudo: pegamento natural para restauración de papel puedes visitar la categoría Encuadernación.

Avatar

Sebastian Rodriguez Vázquez

Mi nombre es Sebastian Rodriguez Vázquez, un apasionado de las encuadernaciones y el arte de preservar historias a través de libros. Originario de Sevilla, mi amor por este oficio me lleva a explorar constantemente nuevas técnicas y diseños en el mundo de la encuadernación. Compartir conocimientos y descubrimientos en Encuadernaciones es mi manera de contribuir a la comunidad amante de los libros y las artes manuales.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Más información